Si somos una necesidad primaria ¿Por qué se nos hace pagar el 21% de IVA?

Las medias adoptadas por el Ejecutivo Central tras la declaración del Estado de Alarma en todo el territorio español no obliga al cierre de peluquerías, estancos, tintorerías, talleres, mensajería, equipos tecnológicos y veterinarios, todas grabadas con el 21% de IVA. Estos negocios están soportando unos impuestos del 21% como si sus productos y servicios fueran de lujo cuando, en estos momentos, se ha visto que son necesarios para el desarrollo de lo más imprescindible de nuestras vidas.

Por este motivo, pedimos que baje el tipo impositivo para estas actividades que se ha visto que no son un lujo y que son necesarias en situaciones tan delicadas como la que estamos atravesando actualmente.

Al margen de esto, el Ejecutivo, al no prohibir expresamente a ejecución de las actividades comerciales citadas, excluye y deja en la cuneta a estos sectores que dado que no están sujetos al cierre obligado tienen miedo de no poder acogerse a las ayudas y subvenciones que las diferentes administraciones adopten para paliar los efectos económicos que tendrá el COVID 19. 

Sobre las medidas de ayuda a los Autónom@s anunciadas hasta ahora por Pedro Sánchez

Somos autónom@s, estamos a pie de calle y al margen de esta crisis sanitaria, en nuestro día a día ya muchos estábamos al límite. Esta época de incertidumbre no hace más que agravar una situación ya de por sí insostenible y que, desgraciadamente, se llevará por delante a muchos de nosotr@s al no poder soportar la falta de facturación.

Aprovechamos también para pedir a las diferentes administraciones públicas que, una vez que pase todo, no se olviden del colectivo autónomo. Las moratorias del pago a las cuotas a la Seguridad Social o el aplazamiento de impuestos son insuficientes. De hecho, esto sólo pospondrá el problema que tenemos en muchos de nuestros negocios. Cuando esto pase necesitaremos liquidez para retomar con  normalidad nuestra actividad económica. En cualquiera de nuestros negocios el pago de las cuotas a la Seguridad Social son sólo una pequeña parte de los gastos que tenemos que soportar. ¿Qué pasa con alquileres, hipotecas, pago a proveedores…? Esos son nuestras grandes preocupaciones. Si bien el aplazamiento puede ser un algo necesitamos el todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *